miércoles, 8 de junio de 2011

3ª carencia: el inglés oral

Ahora es casi "trending topic" oir hablar de las escuelas bilingües en inglés (trilingües, en el caso de Catalunya). Puede que sea otra moda, como la de las Competencias Básicas, así puestas a lo vivo, o la de la Teoría de Conjuntos en los 70.

Podríamos debatir las consecuencias sociales de la posibilidad de acceso a unas escuelas u otras, pero hoy no es mi tema.

El caso es que el inglés es imprescindible. Para casi cualquier oferta de trabajo, hoy en día, el inglés es un requisito más, como el saber castellano, catalán (en Catalunya) o tener la titulación adecuada al puesto. Si no se maneja el inglés con soltura británica... olvídate.

Lo cierto es que en España pocos (estadísticamente hablando) salen del "yes, a little bit" y el "sorry" (cuando no se confunde con el "pardon"), y eso que ya hace años que se estudia el inglés de forma general durante la Primaria, la ESO (antes, en el BUP) y el Bachillerato.  Y lo que se suele afirmar del inglés de los españoles es que por escrito, algunos, aún tienen un nivel pero que de forma oral... no hay quien nos entienda (esas h aspiradas como jotas, por ejemplo).

Pero claro, las horas semanales de docencia del inglés son más bien tirando a pocas (¿dos? ¿tres?).  ¿De verdad se puede aprender un idioma en condiciones con esa dedicación y 25 alumnos en una clase? Se podría desdoblar, sí, pero... ¿y los recursos?

Por todo esto me planteo si lo de la enseñanza bilingüe no será una moda pasajera para las administraciones educativas (me lo planteo porque lo desconozco, no es sarcasmo).  Porque si de verdad quisieran mejorar el nivel y uso del inglés, con vistas a las proyecciones futuras de nuestros actuales alumnos, ¿no deberían hacer algo más que decir "y ahora lo mismo, pero en inglés"?

La opción más socorrida para las familias, las que se lo pueden permitir y las que se esfuerzan (mucho) para podérselo permitir, es llevar a sus hijos a academias y campamentos anglófonos. Pero, es tan caro...

Quienes se decantan por la opción del "inglés como extraescolar" tal vez deberían plantearse pagar por hacer hablar mucho en inglés a sus hijos, y no tanto por escribir y leer el inglés y su gramática, que eso ya se hace en el colegio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada