domingo, 9 de octubre de 2011

El colegio está usurpando el papel de las familias.

Poco a poco, y muchas veces vía curriculum, se han ido traspasando de las familias a la escuela responsabilidades y funciones que hasta ahora eran exclusivas de las familias.
Mi duda es si la escuela lo puede absorber todo.
También veo a niños cuyas las familias no han “delegado” en el colegio algunas de estas atribuciones y van “sobrados” en estas habilidades, así que el colegio solo les proporciona aburrimiento cuando se trabajan determinados conceptos.
¿Cuáles son algunas de estas atribuciones que se ha traspasado del ámbito familiar al escolar? Aquí enumero algunas:

-Revisiones dentales: en las ciudades o CCAA donde se llevan a cabo programas de salud dental, un grupo clase dedica una mañana a “ir al dentista”. Allí les cuentan el número de caries, sugieren ortodoncias y –en caso necesario- les aplican flúor. Redactan una carta para los padres y… hasta el curso que viene.  ¿Las revisiones médicas –de la especialidad que sean- no eran tradicionalmente una atribución familiar? ¿Seguro que los colegios han de ocuparse de la salud dental de sus alumnos?

-Vacunaciones: nos proponen que es para asegurar la vacunación universal y ofrecer comodidad a las familias (aunque la última palabra sigue siendo de las familias). Se desplazan un par de DUE al colegio, y dedican unos 40 min. por grupo, con los consiguientes espectáculos de niños de 12 años llorando, nerviosos… (que a esa edad una de las “obligaciones” de los niños es llamar la atención). ¿Preocuparse de la salud de los hijos no es una de las responsabilidades de sus padres? ¿Un aula es el mejor sitio para sesiones masivas de vacunaciones?

-Educación vial: una de las “transversales”. Enseñamos que hay que cruzar en verde pero a la salida del colegio hay un semáforo, y se ve como se cruza. Enseñamos que hay que mirar antes de cruzar; enseñamos que hay que ponerse los cinturones de seguridad en los coches (cuando la mayoría de profesores no somos los que subimos en un coche junto a los niños); enseñamos que las señales están ahí para ayudarnos a tener una buena convivencia y evitar conflictos, y ellos te cuentan como sus padres corren por las carreteras o las ciudades. Enseñamos que si se aparca encima de las aceras los peatones tendrán problemas para pasar, y sus padres les esperan cada día con el coche encima de la acera…
-Seguridad en internet: la mayoría de los niños navegan por internet desde casa, muchos encerrados solos en sus habitaciones (por más que se haya explicado también a las familias que es bueno que el ordenador esté en un sitio “público” de la casa), muchos hasta pasada la medianoche teniendo clase al día siguiente…

-Hábitos alimenticios: enseñamos las propiedades de cada grupo de alimentos, enseñamos el significado de la pirámide alimentaria y ellos te cuentan lo que comen día a día, la cantidad de cosas que no les gustan, el cambio de “menús” que les hacen las familias cuando no quieren comer algo… ¿Sirve de algo que yo dedique algunas semanas al tema de la importancia de la alimentación, a la importancia de una dieta variada? Y no entro en el manejo de cubiertos... (vamos de colonias y comemos juntos)

-Autonomía: intentamos inculcar que ellos pueden hacer muchas cosas y lo bueno que es el poderlas hacer, y procuramos que hagan ellos solos un montón de cosas (cambiarse en ed. física; archivar sus fichas; elegir trabajos alternativos…) y ellos te cuentan como con 8 o 9 años (a veces más) les sigue vistiendo su madre o su padre; ves como las mochilas son acarreadas por padres y abuelos; ves como niños de 5 años siguen yendo en sillita de paseo; te cuentan que no han traído un determinado material porque “a mamá se le ha olvidado”…
No incluyo el pedir las cosas por favor o dar las gracias, o pedir perdón (cada día recibo a mis alumnos con un “buenos días” a cada uno de ellos, y me despido con un “hasta mañana” uno por uno; parezco un disco rayado; creo que me contestan dos, pero no pierdo la esperanza).

Educar y criar es una tarea dura, es de 24h de dedicación, pero es muy gratificante. Y a los niños no podemos educarlos solos los maestros.

Sé que muchas familias son responsables de sus obligaciones pero echo en falta a muchas otras. ¿Alguien se anima a ir recuperando esas obligaciones que se han ido derivando hacia la escuela?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada